Hormonas, Suplementos y Estilos de Vida

Entradas etiquetadas como ‘Testosterona’

El Colesterol y la Vesicula

Colesterol

Es una sustancia importante en nuestro metabolismo. Hay muchos mitos del colesterol, cosas que no son reales, como por ejemplo, del colesterol sale el estrógeno, la progesterona y la testosterona. El colesterol bueno va a ayudar a que se formen hormonas buenas en el sistema y el colesterol malo hará que se formen hormonas malas en el sistema. La calidad de la sangre va a determinar de la cantidad de colesterol que consumimos, la calidad de nuestro sistema inmunológico va a depender también de ese elemento. ¿Cómo debemos de mantener los niveles de colesterol correcto?  que no son necesariamente lo que dicen los médicos, debido a que hay personas que necesitan trabajar en un nivel de colesterol y azúcar más alto que los otros,  los distintos tipos de colesterol responden a los alimentos que nosotros consumimos, por ejemplo si consumimos alimentos de origen animal la tendencia va a ser que el colesterol malo suba más que el bueno.

El colesterol bueno son enzimas buenas que el cuerpo va a producir para proteger el corazón, las arterias y otras partes.  Hay que entender que la bilis, que es la que nuestro cuerpo produce en un proceso digestivo y que se produce generalmente en una combinación de hígado y vesícula, contiene 4 constituyentes principales: ácidos biliarios, fosfolípidos, colesterol y bilirrubina. La bilirrubina es la degradación de la hemoglobina, las células que el cuerpo desecha de hemoglobina que pasan como producto final por ahí, pero también se procesa la de la bilis, que contiene agua y electrolitos o minerales, esto hay que entenderlo porque cuando la concentración de ácidos biliarios alcanzas niveles tóxicos por la utilización de sustancias químicas, como medicamentos, afectan del hígado.

Vesícula

Las personas que no tienen vesícula actúan diferente a los que si la tienen. Las personas que les extraen la vesícula tienen que hacer las modificaciones adecuadas para que el colesterol y los triglicéridos no acaben con el corazón y con las arterias. Esto se debe a que la sincronía que había entre la vesícula y el hígado dejo de hacer el trabajo de procesar las grasas y ahora sin vesícula las grasas pasan directamente al corazón, arterias y cerebro, por eso es que muchas personas que le extraen la vesícula tienen problemas de memorias a causa de la grasa en el cerebro.

Los niveles de colesterol y triglicéridos que obtengamos de una buena alimentación es la que nuestro cuerpo debe mantener. Muchas personas si le bajan los niveles de colesterol a 120 se sienten sin energía. Por ejemplo, cuando se encuentran en 130 empiezan a tomar medicamentos y sienten que se quedaron sin energía porque lo que hacen es que reducen el nivel de energía y su procesamiento, entonces de esa manera también bajan los niveles de azúcar o a la inversa en otros sube el nivel de azúcar debido a que el cuerpo empieza a retener grasas por la necesidad que tiene de unos niveles más altos de colesterol. Así que el colesterol está envuelto en nuestros procesos energéticos de nuestro cuerpo y en los procesos hormonales. Cuando los hombres y mujeres sufren de problemas hormonales, están relacionados directamente con el impacto negativo del colesterol.

El colesterol es el precursor de las hormonas corporales, de modo que el páncreas, el hígado y la vesícula juegan un papel bien importante en la sincronización de los procesos energéticos, en la asimilación de alimentos y en la conversión del alimento en energía. Los cristales de colesterol en la bilis se forman cuando en el proceso cantidades de agua y lecitina no son suficientes para controlar la bilirrubina y para controlar el colesterol. Este es el principal causante de la formación de piedras. Una alternativa para desintoxicar el cuerpo y sacar todo el lodo que hay en el hígado, causantes de la piedra, son las enemas de café.

Otro factor importante es la prostaglandina. Son las que estimulan la secreción de mucina que es en proporción a la costumbre o frecuencia de las dietas que tiene las personas y que elevan el riesgo de formar cálculos en la vesícula, por ejemplo las dietas con mucha grasa, las dietas con mucho condimento.

Cuando se forman cálculos en la vesícula es cuando ya el cuerpo esta perdiendo la capacidad de metabolizar las sales biliares y el colesterol.  Estos  residuos  son casi siempre estrogenitos, del colesterol concentrado contribuyen a la formación de depósitos y del lodo biliar. El jugo verde fue diseñado para esto. El omega 369 en combinación con las enzimas digestivas sirven para los niños que están en sobre peso.

El juego verde, omega 369, las enzimas digestivas y en algunos de los casos en combinación  del  liverplex y lipiplex para que corrijan el error de el estilo del mala alimentación.

Por: Dr. Normans Gonzalez

Return Top Page

¿Existe la menopausia masculina?

La mayoría de los hombres desconoce que existe y tres de cada cuatro que consultan a su médico por sus síntomas no reciben tratamiento. Es la andropenia, más conocida como andropausia, el síndrome clínico y bioquímico de la madurez masculina debido al descenso en los niveles de las hormonas.
Por Ricardo Goncebat /EFE

¿Tienes a menudo dolor articular y muscular, cansancio físico y problemas de sueño? ¿Sudas en exceso y te sofocas sin esfuerzo? ¿Se han reducido la frecuencia de tus relaciones sexuales, la intensidad de tus orgasmos, así como su libido y placer al hacer el amor? ¿Sus erecciones, rendimiento laboral y concentración también decaen? ¿Te invade la tristeza? ¿Tu barba crece menos?

Si has superado la cuarta década de vida y padeces al menos tres de estos síntomas, puede sufrir de andropenia, un término médico con el que se denomina al conjunto de desórdenes que sufre el varón debido al declive de la hormona Testosterona.

¿Qué no has oído hablar nunca de este trastorno? No eres el único: según la Primera Encuesta sobre Salud del Hombre y Andropenia, el 70,2 por ciento de los varones españoles entre 45 y 74 años no conoce el problema, si bien más de la mitad de ellos tienen síntomas compatibles con este síndrome, que afecta no sólo a la calidad de vida, sino a funciones físicas y mentales.

La encuesta también revela que “un alto porcentaje de hombres, el 76,9 por ciento, con síntomas compatibles con andropenia considera que éstos se pueden tratar, aunque sólo el 22,8 por ciento consultan al especialista por esta razón.

La andropenia (del griego andro: varón; y penia: carencia) es un síndrome clínico y bioquímico que se desarrolla con el envejecimiento, se relaciona con una deficiencia en los niveles de andrógenos y puede alterar significativamente la salud.

Incluso entre los hombres que han oído hablar de la andropenia, su conocimiento no es del todo correcto, pues la gran mayoría lo identifica sólo con la “función sexual”, cuando en realidad este síndrome afecta adversamente a la función de múltiples sistemas orgánicos, involucrando además de síntomas sexuales, diversos trastornos psíquicos, neurológicos, vasomotores y locomotores.

PELIGRO: TESTOSTERONA EN DECLIVE

Este desconocimiento redunda en que si bien un alto porcentaje de hombres presenta síntomas compatibles con la andropenia, la mayoría los consideran “normales” a partir de cierta edad.

La encuesta también ha mostrado que casi el 70 por ciento no ha oído hablar de los tratamientos con Testosterona, y entre los que sí afirman tener conocimiento de estas terapias hormonales, más de la mitad los relaciona con el dopaje deportivo.

A diferencia de lo que sucede en la mujer, no se puede precisar un momento en la vida del hombre en el que aparezca la andropenia, ya que las alteraciones de la secreción de hormonas en función de la edad son muy distintas.

Mientras que el ovario femenino agota en un momento dado su reserva de células germinales, las cuales producen los óvulos, y de células endocrinas que producen las hormonas, el testículo masculino puede conservar sus células durante toda la vida, aunque disminuyan progresivamente en número y función.

A partir de los 40 años, en el hombre comienzan a declinar los niveles de andrógenos y concretamente de la testosterona, la cual disminuye a un ritmo de 1,2 por ciento anual, según los estudios. Una proporción importante de varones en torno a los 50 años presenta concentraciones de testosterona inferiores a lo normal.

Según explica el doctor Ander Astobieta, urólogo del Hospital de Galdakano de Vizcaya, “en el hombre el descenso de los niveles hormonales no es universal, sino que se produce de forma lenta y sus síntomas son sutiles e insidiosos”.

“No todos los hombres sufrirán andropenia pero un alto porcentaje, presenta síntomas compatibles con ésta”, comenta el doctor Venancio Chantada, del Servicio de Urología del Complejo Universitario Hospitalario Juan Canalejo de A Coruña.

“Dependiendo del grado de alteración, en muchos casos la andropenia puede ser incapacitante no sólo en la esfera sexual sino también en la esfera psicológica, familiar o con respecto al aparato locomotor y cardiovascular”, señala el experto.

Las manifestaciones clínicas de la andropenia son difíciles de identificar porque…

SE REQUIERE UN ESTUDIO COMPLETO

Las manifestaciones clínicas de la andropenia son difíciles de identificar porque coinciden con otros cambios relacionados con el envejecimiento. Por ello, para diagnosticar un déficit androgénico se debe realizar un estudio bioquímico para determinar el nivel de testosterona libre o bíodisponible.

Para un adecuado diagnóstico, deben presentarse unos signos clínicos que deben correlacionarse con los datos de laboratorio.

“Si un paciente refiere síntomas de una posible andropenia debe acudir al médico para efectuarse un estudio, que debe incluir una historia clínica, una exploración física, y pruebas de laboratorio como la determinación de testosterona total y libre, un hemograma completo, glucosa, lípidos y PSA”, señala Astobieta.

En cuanto a la solución del problema, el doctor Ignacio Moncada, jefe de Andrología del Servicio de Urología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, señala que “el tratamiento consiste en restituir mediante fármacos los niveles de Testosterona que están deficitarios para ponerlos dentro de la normalidad”.

Según Moncada “no hay un límite de edad para recibir este tipo de tratamiento siempre que las indicaciones sean claras. En todos los casos, debe ser realizado bajo estricto control médico. Los efectos del tratamiento se monitorizarán cada tres meses y después cada seis meses o un año, de forma personalizada”.

Para algunos expertos, el también denominado “climaterio masculino”, se está ignorando, como hace décadas sucedía con la menopausia femenina, y hay que revertir esas deficiencias de información, igual que sucede con las de Testosterona.