Hormonas, Suplementos y Estilos de Vida


La última mitad del siglo pasado y el comienzo de un nuevo milenio han sido para la humanidad épocas muy significativas ya que nos hemos enfrentado a una serie de problemas de salud que en su mayoría son causados por los mismos adelantos de la ciencia y la tecnología. Este nuevo reto que no podemos soslayar porque constituye un grave y costoso asunto de salud pública nos enfrenta a una cruda realidad.

El problema de las hormonas estrogénicas afecta a toda la población; a hombres mujeres y niños: Pero las mujeres y las niñas, son las más afectadas debido a que su tierna y complicada maquinaria reproductiva es altamente sensible a cualquier desbalance de las hormonas reproductivas.

Cada década que pasa las niñas comienzan su ciclo menstrual (menarca) a una edad más temprana. Cada año los problemas del sistema reproductivo son mayores y más complicados. Desde la menarca hasta la menopausia se extiende un largo camino de
problemas y sufrimientos que se originan de trastornos del sistema reproductivo y del funcionamiento de las hormonas. A esa etapa de la vida hormonal activa le llamaremos ventana estrogénica.

Tanto la menopausia como el síndrome premenopáusico constituyen padecimientos modernos que nuestras abuelas no conocieron. En los lenguajes antiguos no existen vocablos que describan tal género de problemas. No es natural que una mujer sufra ni padezca cuando ocurren cambios y procesos naturales que deben ser algo totalmente normales. En países como La China y en los lugares de rularía centrada donde la civilización no ha logrado penetrar, no existen problemas de menopausia, de osteoporosis ni de los serios y graves riesgos que sufren las mujeres de las sociedades civilizadas de padecer cáncer de los órganos reproductivos y del seno. Esta diferencia nos obliga a tratar este tema de manera más urgente.

Según aseguran muchas entidades científicas, Estas modernas enfermedades se deben a la descomunal y poco natural sobreexposición a estrógenos endógenos (los producidos por los ovarios) y exógenos (los que provienen de afuera)

El problema de los estrógenos externos que provienen de diferentes fuentes y los que se consumen en ciertos alimentos son denominados como xenoestrógenos y su presencia es indicio y sinónimo de industrialización y urbanismo. Por ejemplo: las hormonas de crecimiento que se utilizan en la crianza y desarrollo de animales para consumo humano, ciertos abonos y pesticidas que se utilizan en la agricultura, los químicos que se utilizan para potabilizar agua, los residuos de muchas industrias que se vierten en los ríos y en el mar cuyas aguas surten acueductos y donde se pesca comercialmente; en el aire contaminado de los automóviles y de las industrias y como consecuencia del uso de medicamentos esteroidales y de las píldoras anticonceptivas.

Aunque el efecto letal de los estrógenos afecta a toda la población, a los animales y a las plantas, discutiremos el daño potencial para niños y hombres más adelante.
Para los tiempos de nuestras abuelas, la primera menstruación le llegaba a las niñas entre los 14 y los 16 años y para los efectos, podemos decir que la menopausia llegaba entre los 54 y los 59 años. Hoy vemos  tristemente que muchas niñas comienzan a los 9 o diez años y hay muchos casos en que el ciclo comienza a los 6 o 7, lo que desde temprano augura serios y muy graves problemas reproductivos y hormonales. Analicemos algunos de los factores causales:

1. El consumo de proteínas y grasas de origen animal que inducen a los ovarios a producir altos niveles de estrógenos.

2. El contacto y exposición a xenoestrógenos ambientales.

3. El uso de píldoras anticonceptivas y las terapias médicas de HRT.

4. El uso de envolturas y envases de plástico para conservar alimentos.

5. El contacto con solventes industriales y otras sustancias químicas que ocurre en las actividades laborales de casi toda industria.

6. La exposición a gases provenientes de los automóviles.

7. El consumo de agua con altos niveles de contaminación con cloro y trialometanos.

Hay multitud de estudios científicos que vinculan el consumo de proteínas de origen animal a la incidencia de cáncer de mama.
Esta condición está directamente asociada a la exagerada exposición a estrógenos.

En The China Proyect de 1996 se compara la cantidad de proteína consumida en ese país con la que se consume en los Estados Unidos:

Alimento-China- Occidente

Proteina total-64-91
Proteina vegetal-60-27
Fibra-33-10
Carbohidratos complejos-371-120

Incidencia de cáncer de mama-1-70
(Por cada 100,000 habitantes)

Noten el contraste tan marcado en el consumo de proteínas de fuentes animales en las mujeres chinas que consumen un 10% aproximado en comparación a las occidentales que casi llegan a un 30%. Noten que la diferencia en incidencia de cáncer es enorme.

El consumo de harinas y azucares refinados incrementan la absorción de estrógenos debido a que causan estreñimiento y al demorarse la eliminación de muchos de los residuos estrogénicos. En el paso lento de los alimentos se reabsorben y se reciclan cantidades adicionales de grasas (colesteroles) que, si hay saturación de los receptores estrogénicos, se convierten a estrógenos en los procesos digestivos ya que el colesterol es un precursor o materia prima para la formación de estrógeno en el organismo.

Un 94% de los alimentos que consumimos contienen pesticidas que pueden ser convertidos en nuestro cuerpo a xenoestrógenos, y como si fuera poco, los médicos contribuyen en aumentar la ingesta estrogénica cuando recetan estrógenos o HTR que son las terapias de reemplazo hormonal a base de estrógenos y progestinas sintéticas y cuando recomiendan anticonceptivos.

Por: Norman González Chacón

Return Top Page

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: