Hormonas, Suplementos y Estilos de Vida

Archivo para la Categoría "LAS HORMONAS Y SUS EFECTOS"

Articulo 1. El Problema de los Estrógenos.

La última mitad del siglo pasado y el comienzo de un nuevo milenio han sido para la humanidad épocas muy significativas ya que nos hemos enfrentado a una serie de problemas de salud que en su mayoría son causados por los mismos adelantos de la ciencia y la tecnología. Este nuevo reto que no podemos soslayar porque constituye un grave y costoso asunto de salud pública nos enfrenta a una cruda realidad.

El problema de las hormonas estrogénicas afecta a toda la población; a hombres mujeres y niños: Pero las mujeres y las niñas, son las más afectadas debido a que su tierna y complicada maquinaria reproductiva es altamente sensible a cualquier desbalance de las hormonas reproductivas.

Cada década que pasa las niñas comienzan su ciclo menstrual (menarca) a una edad más temprana. Cada año los problemas del sistema reproductivo son mayores y más complicados. Desde la menarca hasta la menopausia se extiende un largo camino de
problemas y sufrimientos que se originan de trastornos del sistema reproductivo y del funcionamiento de las hormonas. A esa etapa de la vida hormonal activa le llamaremos ventana estrogénica.

Tanto la menopausia como el síndrome premenopáusico constituyen padecimientos modernos que nuestras abuelas no conocieron. En los lenguajes antiguos no existen vocablos que describan tal género de problemas. No es natural que una mujer sufra ni padezca cuando ocurren cambios y procesos naturales que deben ser algo totalmente normales. En países como La China y en los lugares de rularía centrada donde la civilización no ha logrado penetrar, no existen problemas de menopausia, de osteoporosis ni de los serios y graves riesgos que sufren las mujeres de las sociedades civilizadas de padecer cáncer de los órganos reproductivos y del seno. Esta diferencia nos obliga a tratar este tema de manera más urgente.

Según aseguran muchas entidades científicas, Estas modernas enfermedades se deben a la descomunal y poco natural sobreexposición a estrógenos endógenos (los producidos por los ovarios) y exógenos (los que provienen de afuera)

El problema de los estrógenos externos que provienen de diferentes fuentes y los que se consumen en ciertos alimentos son denominados como xenoestrógenos y su presencia es indicio y sinónimo de industrialización y urbanismo. Por ejemplo: las hormonas de crecimiento que se utilizan en la crianza y desarrollo de animales para consumo humano, ciertos abonos y pesticidas que se utilizan en la agricultura, los químicos que se utilizan para potabilizar agua, los residuos de muchas industrias que se vierten en los ríos y en el mar cuyas aguas surten acueductos y donde se pesca comercialmente; en el aire contaminado de los automóviles y de las industrias y como consecuencia del uso de medicamentos esteroidales y de las píldoras anticonceptivas.

Aunque el efecto letal de los estrógenos afecta a toda la población, a los animales y a las plantas, discutiremos el daño potencial para niños y hombres más adelante.
Para los tiempos de nuestras abuelas, la primera menstruación le llegaba a las niñas entre los 14 y los 16 años y para los efectos, podemos decir que la menopausia llegaba entre los 54 y los 59 años. Hoy vemos  tristemente que muchas niñas comienzan a los 9 o diez años y hay muchos casos en que el ciclo comienza a los 6 o 7, lo que desde temprano augura serios y muy graves problemas reproductivos y hormonales. Analicemos algunos de los factores causales:

1. El consumo de proteínas y grasas de origen animal que inducen a los ovarios a producir altos niveles de estrógenos.

2. El contacto y exposición a xenoestrógenos ambientales.

3. El uso de píldoras anticonceptivas y las terapias médicas de HRT.

4. El uso de envolturas y envases de plástico para conservar alimentos.

5. El contacto con solventes industriales y otras sustancias químicas que ocurre en las actividades laborales de casi toda industria.

6. La exposición a gases provenientes de los automóviles.

7. El consumo de agua con altos niveles de contaminación con cloro y trialometanos.

Hay multitud de estudios científicos que vinculan el consumo de proteínas de origen animal a la incidencia de cáncer de mama.
Esta condición está directamente asociada a la exagerada exposición a estrógenos.

En The China Proyect de 1996 se compara la cantidad de proteína consumida en ese país con la que se consume en los Estados Unidos:

Alimento-China- Occidente

Proteina total-64-91
Proteina vegetal-60-27
Fibra-33-10
Carbohidratos complejos-371-120

Incidencia de cáncer de mama-1-70
(Por cada 100,000 habitantes)

Noten el contraste tan marcado en el consumo de proteínas de fuentes animales en las mujeres chinas que consumen un 10% aproximado en comparación a las occidentales que casi llegan a un 30%. Noten que la diferencia en incidencia de cáncer es enorme.

El consumo de harinas y azucares refinados incrementan la absorción de estrógenos debido a que causan estreñimiento y al demorarse la eliminación de muchos de los residuos estrogénicos. En el paso lento de los alimentos se reabsorben y se reciclan cantidades adicionales de grasas (colesteroles) que, si hay saturación de los receptores estrogénicos, se convierten a estrógenos en los procesos digestivos ya que el colesterol es un precursor o materia prima para la formación de estrógeno en el organismo.

Un 94% de los alimentos que consumimos contienen pesticidas que pueden ser convertidos en nuestro cuerpo a xenoestrógenos, y como si fuera poco, los médicos contribuyen en aumentar la ingesta estrogénica cuando recetan estrógenos o HTR que son las terapias de reemplazo hormonal a base de estrógenos y progestinas sintéticas y cuando recomiendan anticonceptivos.

Por: Norman González Chacón

Return Top Page

INTRODUCCION

Las hormonas y sus efectos es una recopilación de artículos creados y redactados por el Naturópata Norman González Chacón. En su mayoría fueron redactados como artículos periodísticos independientes para ser publicados en la prensa y luego se unieron para formar este compendio de información de extraordinaria transcendencia para la salud de la población femenina.

LA HIPERESTROGENEMIA

El problema de los desajustes hormonales es uno de los grandes conflictos orgánicos que afectan a la humanidad y que no son fáciles de resolver. Estos a su vez causan otros innumerables problemas de salud que van desde trastornos endocrinos, disfunciones de identidad sexual, incidencia de separaciones y divorcios, de enfermedades neurológicas, psiquiátricos, de infertilidad, de sobrepeso, y de muchos otros trastornos que son innumerables. La situación es tan seria que puede ser considerada como uno de los problemas de Salud Pública de primer orden en el mundo. No por su mortalidad, porque a diferencia del SIDA, no es letal, pero sus efectos son tan diversos y sus connotaciones socio-patológicas tan abarcantes que no puede ser medido en estadísticas.

Hace poco más de cincuenta años comenzaron a usarse las hormonas en la alimentación, en la medicina, en la agricultura y en la industria. La mayor parte de las hormonas provienen de fuentes sintéticas y de productos químicos domésticos e industriales, de los plásticos y de medicamentos hormonales y esteroidales como las píldoras anticonceptivas, los estrógenos conjugados y otras hormonas. Los estrógenos químicos y sintéticos se denominan xenoestrogenos y se encuentran en muchos de los artículos de uso cotidiano como en la vaselina, en los lápices labiales y otros cosméticos, en algunos jabones, insecticidas, en las envolturas de plástico y en los alimentos más comunes como las carnes, los huevos y el pollo. Otro tipo de estrógenos se obtienen de las plantas, de ciertos granos como la soya y sus derivados y de ciertos cereales. Se les denomina fitoestrogenos.

Debido a que las hormonas son mensajeras orgánicas que se encargan de la mayoría de las funciones fisiológicas del cuerpo humano, cualquier disfunción que se produzca en las hormonas causara una serie de trastornos orgánicos que cambiaran y alteraran funciones vitales del cuerpo. Los efectos de esos trastornos se dividen y subdividen en enfermedades muy difíciles de diagnosticar que hasta que no caen en etapas crónicas no se detectan en clínica. Por la tanto, es importante conocer el efecto que las hormonas pueden causar sobre el cuerpo humano, sus síntomas y sus remedios. Ese es nuestro propósito al preparar este pequeño tratado.

Por muchos años, los naturólogos hemos venido observando la gran relación entre el uso de hormonas sintéticas y los problemas cardiovasculares, el crecimiento de quistes endometriales y el aumento en cáncer de senos y de  ovarios en las mujeres que estaban en las llamadas “Terapias de Reemplazo Hormonal”.

Habíamos señalado públicamente nuestra preocupación al respecto ya que los casos que tratábamos en nuestras oficinas, obtenían excelentes resultados cuando aplicábamos el programa alterno de las hormonas naturales y se descontinuaba el uso de hormonas sintéticas.

Cada caso recuperado se convertía en evidencia acumulativa del éxito del cambio y constituía prueba inequívoca del daño de las hormonas sintéticas al sistema reproductivo y mamario de las usuarias del HRT.

No fue hasta el verano de 2002 que se publico el estudio del Instituto Nacional de la Mujer (WHI) confirmando nuestras preocupaciones con evidencia contundente al respecto. El comité actuó de inmediato paralizando la segunda fase de dicho estudio debido a que la evidencia acumulada era más que suficiente para confirmar el daño que estas hormonas estaban ocasionando a sus usuarios.

“En el estudio WHI, los objetivos primarios fueron la prevención de enfermedad coronaria y evaluar la incidencia de cáncer de mama. El estudio encontró que la HRT combinada aumento el riesgo de enfermedad cardiovascular y, con el tiempo, aumento el riesgo de cáncer de mama.”

Nuestra preocupación halló eco en dicho estudio y nos ofreció la evidencia estadística que necesitábamos para sostener nuestras observaciones.

Por: Norman González Chacón

Return Top Page

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 106 seguidores