Hormonas, Suplementos y Estilos de Vida

Archivo para la Categoría "HORMONAS NATURALES"

Progesterona vs. Estrógeno ¿Cuál es su necesidad real?

El tema de las hormonas es un asunto de candente actualidad y de una importancia transcendental en la buena salud de todos. Dichas substancias son portadoras de importantes mensajes que tienen que ver con todas las funciones fisiológicas del organismo. El estradiol, el estriol, la progesterona, la testonerona, la dehidroepiandoesterona (DHEA), la androstenoidina y el cortisol son las siete hormonas de más relevancia en las funciones sexuales del cuerpo humano. Así como la insulina es una hormona importantísima en el metabolismo de la glucosa y tiene que ser suplida, así es necesario que se suplan las hormonas sexuales cuando por alguna razón no estén disponibles.

Debido a la gran proliferación de hormonas estrogénicas en los alimentos comercializados de la dieta occidental, la progesterona se convierte en el catalizador hormonal de más importancia en la salud sexual de la mujer moderna. Es el elemento de mayor trascendencia en la hiperestrogenia que sufre un 95 por ciento de la población occidental: hombres, mujeres y niños.

Los estrógenos y la progesterona se complementan químicamente para producir un balance armónico de los indicadores hormonales que son responsables de una buena función endocrina y sexual. La progesterona se produce en el cuerpo lúteo de los ovarios previo a la ovulación y se incrementa hasta convertirse en la hormona gonadal dominante en las últimas dos semanas del ciclo menstrual.

Esta hormona es necesaria para la supervivencia del óvulo fertilizado, del embrión formado y del feto en desarrollo durante todo el período de gestación cuando la síntesis progesterona se produce desde la placenta. Cuando se han removido la matriz y los ovarios o han dejado de producir hormonas por hallarse en la etapa de cambio, una correcta suplementación es necesaria para mantener una buena salud en esas etapas tan importantes de la vida que inicia una segunda fase de experiencias vitales.

Si enfocamos el problema desde la perspectiva nutricional, no debemos olvidar que los elementos antagonizadores que crean el desbalance son los estrógenos que antagonizan con la progesterona. Las píldoras anticonceptivas, las carnes, el pollo, los huevos, la leche y los estrógenos conjugados o sintéticos, a los que se suman los xenoestrógenos del ambiente, son los responsables directos de estos trastornos que convergen en el síndrome. Debido a que es muy difícil librarnos de los xenoestrógenos, porque están en todas partes y los inhalamos y absorbemos sin querer, podemos hacer un esfuerzo por neutralizarlos con una buena alimentación lo más natural posible.

El primer paso para establecer la normalidad del sistema es eliminar totalmente la ingestión de estos productos hasta que las hormonas naturales se estabilicen en sus niveles normales. El segundo paso es verificar la estabilidad del estrógeno mediante la prueba “Evalu-8″ que es capaz de separar los niveles de las siete hormonas básicas mencionadas y que perfila las necesidades específicas del paciente. Esta prueba además de advertir sobre las necesidades estrogénicas particulares, define los parámetros hormonales en las fases donde justamente se pierde el control.
Este gran paso en la terapia de remplazo natural no ofrece los efectos secundarios de las progestinas sintéticas (Provera, Premarín y otras), cuyos principales constituyentes son precisamente los estrógenos. Si en ves de adivinar o introducir más estrógenos al sistema lo que puede provocar quistes en los ovarios y en los senos y fibromas en la matriz, balanceamos con las progesteronas naturales, se elimina también la tendencia estrógenica de que ocurra cáncer de seno, matriz y ovarios, osteoporosis y todo el mosaico de síntomas que acompañan al síndrome premenstrual (PMS).

Debido a que estos desajustes hormonales tienen una estrecha relación con la alimentación, es importante añadir que la síntesis de la progesterona se origina en el ovario como un subproducto del colesterol que a su vez se sintetiza de los acetatos. Estos últimos son fragmentos bicarbonatados que se obtienen del catabolismo de los azúcares y ácidos grasos. Es muy significativo que de las mismas fuentes se deriven las hormonas sexuales y los corticoesteroides.

Esto confirma la hipótesis naturológica que siempre hemos sostenido de que el colesterol derivado de fuentes animales (LDL y VLDL), no son las mejores fuentes para que el organismo produzca sus hormonas sexuales debido precisamente a su baja densidad y a su peligrosidad en convertirse en problemas circulatorios, de alta presión arterial, artritis y osteoporosis. La relación de una buena salud hormonal y el metabolismo del colesterol, son objeto de intensos estudios que los analizan en conjunto.

Como señalamos en artículos anteriores ni los hombres ni los niños se escapan de los efectos dañinos de los estrógenos. Ya se pueden ver los estragos hormonales en las estadísticas de salud que indican un progresivo aumento de cáncer de próstata, de los testículos y de los senos en hombres cuyas tendencias sintomatológicas se parecen a los de las mujeres. Por esta razón, la terapia de remplazo hormonal hay que extenderla, sin dilación a todo varón que presente síntomas de impotencia, de depresión emocional, de agrandamiento o endurecimiento de los testículos o de eyaculaciones anormales.

Las quejas más frecuentes en las mujeres son: cansancio, retención de líquidos, aumento de peso, inflamación de los senos, depresiones y ansiedad intermitente, pérdida de libido (deseo sexual), irregularidades diversas del ciclo menstrual, fibromas en la matriz y los ovarios, tumores o quistes en los senos, retención de agua y gases en muslos y cadera, jaqueca recurrentes y dolores agudos en las articulaciones.

Muchas mujeres resuelven parcialmente el problema suplementario con progestinas químicas que les receta su médico y que están hechas de placenta y de orinas de yegua preñada. Esto puede ser un alivio temporero, pero estas hormonas sintéticas no cumplen con todos los requisitos hormonales del cuerpo humano para funcionar correctamente y evitar sufrir los problemas mencionados. Nuestra recomendación es hacer una prueba de las siete hormonas para determinar su producción y así suplementar en las que se requiera.

Cada día más mujeres recurren a los Fito-estrógenos para un remplazo natural de hormonas. Sin embargo, la mayoría de los que se consiguen en el mercado son estrógenos lo que, en vez de resolver el problema, puede agravarlo si no se usan correctamente o si el organismo, por diferentes razones, no puede convertirlos. Por esa razón, cada uno debe ser evaluado individualmente y suplementado de acuerdo a sus necesidades.

Por: Norman González

La Sexualidad y las Hormonas

La sexualidad humana es parte muy importante de la vida de todos. Lo primero que se observa cuando un niño nace es su área genital para saber su sexo. La educación, el comportamiento, el trato y hasta las relaciones y emociones de la gente están íntimamente ligados a su sexo.

El sexo es determinado por los genes y los genes activan las hormonas que han de definir las características físicas y espirituales del individuo.

Mucho se sabe, pero poco se enseña en cuanto al comportamiento sexual de la gente y de los factores que contribuyen a una buena salud sexual, física y emocional. El sexo afecta la salud de la gente y la gente se afecta en su concepción, relación y práctica del sexo.

La sexología humana es motivo de estudio y en importantes universidades, así como prestigiosos centros de estudio han dedicado cátedras y foros especializados sobre este tema.

Debido a que los sistemas de salud han sobre orientado a la gente en los aspectos preventivos de las enfermedades de transmisión sexual, se han quedado cortos en la orientación sexual doméstica. Esta debe emanar, no sólo para sexo seguro, sino para que la sociedad supere los mitos, los tabúes, la mala información, la vulgaridad, el desenfreno de las bajas pasiones, el abuso del sexo, la pedofilia, la prostitución y otras tendencias que se derivan de la falta de educación sexual o que sirven de descarga o le dan cabida a mal formaciones sociales de naturaleza sexual.

Las alternativas naturales de educación sexual sientan bases fisiológicas de gran importancia que pueden revolucionar el campo de investigación en los próximos años ya que revelan grandes misterios del funcionamiento orgánico de las glándulas y sus hormonas, feromonas y sistemas relacionados.

Si observamos la gráfica de los tres sistemas como se estudian en la Medicina Natural, notaremos que nuestro sistema nervioso capta imágenes de luz y de sonido que entran al cuerpo por ojos y oídos y los transforma en energía neúrica. La energía neúrica acciona los sensores del aparato sexual interno, estimula, de forma muy particular los nervios y el cerebro, dando tono de vida y energía a los sistemas.

Si observamos el daño emocional, mental y nervioso que se produce cuando se extirpan la matriz o los ovarios nos percatamos del importante rol que desempeña cada uno de los órganos del aparato sexual humano. Una mujer sin un seno, sin matriz y sin ovarios no es la misma que antes de la cirugía. De la misma manera, un hombre sin próstata no es el mismo de antes. Hay cambios fisiológicos, emocionales y mentales por que se altera todo el funcionamiento del sistema nervioso central que drena por el aparato sexual interno.

La sexualidad humana sufre el impacto de las cirugías y las cirugías son consecuencia de la formación de quistes y tumores causados por los estrógenos. Los estrógenos sintéticos hacen que proliferen la acumulación de quistes y promueve la multiplicación de células anormales que puedan dar lugar a cánceres en esos órganos.

Los estrógenos entran al cuerpo humano de muchas fuentes. La más común es a través de los alimentos. Los comestibles más abundantes en estrógenos sintéticos son las carnes de pollos y animales criados comercialmente, los huevos, la leche y sus derivados. Estos productos animales contienen grandes cantidades de sustancias estrogénicas que se le administran para acelerar su crecimiento.

Al acelerar el crecimiento de los animales, se acelera también su ciclo de envejecimiento y de engordamiento. Cuando las personas reciben estos estrógenos químicos en su organismo comienzan a envejecer prematuramente. Los niños y niñas se hacen adultos antes de tiempo y los adultos se ponen viejos también. Por esa razón, cada década que pasa, la menopausia de las mujeres y la andropausia de los hombres se presenta a edades más tempranas y sus efectos comienzan a mermar las energías sexuales desde muy temprano. Se han hecho estudios que indican que a los 28 años tanto hombres como mujeres comienzan a declinar en su energía sexual.

Recibimos estrógenos sintéticos de otras fuentes: los tríalo-metanos que se forman de la clorinación excesiva del agua potable, las píldoras anticonceptivas, el humo de las industrias y de los automóviles, los envases de plástico de muchos alimentos, los productos de soya y los altos niveles de grasas y colesterol son fuentes indiscutibles de estrógenos endógenos. Por lo tanto, la generaciones modernas sufren de un inminente peligro que afecta sus funciones sexuales y reproductivas mas temprano que tarde.

La excesiva publicidad del sexo en la propaganda comercial de todo tipo de producto es una manifestación indiscutible en la mente humana. Es como un rebote traumático de una realidad existente con la cual no podemos combatir.

El antídoto contra los estrógenos es la Progesterona. Por primera vez en la historia se ha obtenido una sustancia similar a la progesterona natural de la planta medicinal ñame salvaje mejicano. Esta sustancia ha sido procesada de la forma más natural posible y con la conciencia protectora para que no se convierta en estrógenos en el cuerpo humano. La Progesterona es en esencia la única protección que podemos encontrar contra los efectos nocivos de los estrógenos químicos y de los síntomas deteriorantes y envejecientes de la menopausia y de la andropausia. También nos protege de quistes en los senos de hombres y mujeres.

La Progesterona es la única sustancia natural que puede protegernos de envejecernos prematuramente y de perder nuestros órganos reproductivos antes de que finalicen sus funciones en nuestro cuerpo. La progesterona nos saca de las depresiones emocionales que tanto afectan a hombres y mujeres cuando las relaciones sexuales no son satisfactorias. Sin progesterona engordamos del área abdominal (de la barriga), se caen los senos, perdemos cabello, se debilitan las uñas y los huesos y nos llenamos de arrugas. Sin progesterona no metabolizamos adecuadamente el calcio en los huesos. Sin progesterona disminuye notablemente la intensidad del deseo sexual y la respuesta orgásmica.

Dr. Norman’s Gonzalez

Las Hormonas maestras de la pituitaria

Uno de los grandes problemas que los adelantos científicos crean en el sistema hormonal es, como señalamos, la ingestión de estrógenos químicos en la dieta. No se puede cuantificar la gran cantidad de problemas endocrinos, reproductivos y hormonales que afectan a la población mundial, pero particularmente a la occidental, justamente donde el adelanto científico es mayor. Por esa razón es que se relacionan estos desajustes hormonales a los cambios sociales y científicos de la época.

La glándula pituitaria ó hipófisis. Fuente imagen: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/esp_imagepages/17227.htm, en diciembre 16 de 2008

Ese pequeño órgano situado en el centro de nuestro cerebro recibe un impacto de doble efecto y su origen responde a dos diferentes intervenciones químicas externas. Se trata de la glándula pituitaria, situada en la base del cerebro y cuya función juega un papel importantísimo en el crecimiento, desarrollo, metabolismo y reproducción. También produce la prolactina y una gran variedad de hormonas de gran significado orgánico como la ACTH (cortirotropin) que estimula las glándulas adrenales para producir cortisol y tirotropina. Estas son dos importantes hormonas que, a su vez, dan la señal a la tiroides para producir hormona tiroidea y hormona lutenizante, hormona estimuladora del folículo que regula la función anulatoria del ovario y la producción de estrógeno y progesterona en la mujer así como la producción de testosterona y esperma en los hombres.

Tan escondida está esa glándula en el cerebro que es de difícil acceso para fines de operaciones quirúrgicas y otras intervenciones mecánicas o accidentales. Sin embargo, los desajustes estrogénicos y las anestesias dentales tienen acceso fácil a través de una red de nervios que se encuentra justamente debajo de los ojos y por encima de la glándula. Al igual que ocurre con la próstata en los varones, un agrandamiento similar de la glándula pineal en las edades críticas de 40 a los 50, es la razón de los trastornos visuales que surgen en esas edades.

Estudios hechos en miles de autopsias, descubrieron que entre un 25 y un 30 por ciento de la población americana tiene pequeños prolactinomas que aumentan la producción de prolactina y trastornan muchas de las funciones hormónales y sexuales.

En las mujeres altos niveles de prolactina frecuentemente causan problemas de fertilidad y cambios en la menstruación. En ciertas mujeres se altera el equilibrio de las hormonas, provocando pérdida de libido (interés sexual) y dolor en las relaciones sexuales por resequedad de la vagina, cambios en el carácter y en la personalidad los cuales tienen su origen muchas ocasiones en disfunciones de la pituitaria.

En los hombres, el síntoma más común de la prolactina es la impotencia. Debido a que los hombres no tienen indicadores visibles como la menstruación que fijen el ciclo, los varones retardan la visita al médico y hasta que no tienen alguna disfunción grave no reconocen su condición ni acuden en busca de ayuda hasta que empeora y se afecta la vista, la presión arterial o caen en impotencia sexual.

La secreción de prolactina es normalmente suprimida por el químico del cerebro llamado dopamina. Cualquier droga que suprima la dopamina, bloquee su efecto o consuma las reservas de dopamina en el cerebro, puede causar que la pituitaria segregue prolactina. Estas drogas incluyen los más comunes tranquilizantes como trifluoperazine (Stelazine) y haloperidol (Haidol), menociopramide (Reglan) que se usa para tratar el reflujo gastroencefálico y las náuseas causadas por ciertas drogas anticáncer. Menos común, alphamethydopa y reserpina usados para controlar la hipertensión afectan aunque en menor grado la función hipofisaria.

Las anestesias mentales, los estrógenos de la alimentación moderna a base de derivados animales, lácteos, detergentes químicos, inhaladores histamínicos, bronco-dilatadores, desodorantes comerciales y otros químicos que impiden una buena función hipofisaria.

Las intervenciones dentales que más afectan son las extracciones de cordales, las cirugías de la raíz del nervio, las ortodoncias maxilares laterales y las extracciones múltiples que requieren altas dosis de anestesias.

Debido a que muchas de estas intervenciones son inevitables, el mejor preventivo es cuidar meticulosamente la salud oral para evitar mayores daños que requieran intervenciones más complicadas. Antes y después de toda intervención que requiera anestesia se debe producir una desintoxicación natural del área afectada. Así se asegura un buen drenaje de los tóxicos residuales de las anestesias y de los antibióticos.

Dr. Norman’s González

Estudios e investigaciones del Dr. John R. Lee, M.D. Universidad de Harvard

¿Por qué es la progesterona natural tan importante?

El hecho es, que en países industrializados, la mayoría de los hombres y mujeres tienen las hormonas fuera de equilibrio. La razón, según Dr. John Lee, es que hay una sobre abundancia de estrógeno y sustancias estrógenas en la comida que nosotros comemos y en nuestro ambiente moderno. “La dominación del estrógeno” según se dice en nuestros tiempos, es un problema en los Estados Unidos y otros países industrializados. Su cuerpo necesita progesterona natural para equilibrar los efectos tóxicos de la dominación del estrógeno.

johnleemd_125

Dr John R. Lee, M.D.

El Dr. Lee, adiestrado en Harvard, informa sobre su propia investigación así como otras investigaciones alrededor del mundo y los efectos preocupantes de las hormonas que están fuera de equilibrio debido a la falta de progesterona natural en hombres y mujeres.

Estos estudios demuestran que el PMS, problemas de la menopausia, osteoporosis, cáncer del pecho, fibromas y quistes fibrosos en los pechos tienen una correlación directa en mujeres con dominación de estrógeno.

El Dr. Lee informa que todos estos problemas pueden tratarse a través del uso de una buena crema de progesterona natural.

En los hombres el estrógeno es responsable de los problemas serios en la próstata, tales como el cáncer, tan común en estos tiempos y tan raros en época de nuestros abuelos. Por igual la baja energía y el descenso en el deseo sexual, el aumento de grasa, etc.

HORMONAS NATURALES O BIOIDENTICAS, Dr. Lee, Universidad de Harvard.

La necesidad de usar hormonas es una realidad, sobretodo ahora que las mujeres viven mucho más y muchas sobrepasan la menopausia. Al no tener sus ovarios funcionando a totalidad por la menopausia o en casos de histerotomía total, donde son extirpados ambos ovarios, estas mujeres sufren los desagradables efectos de su descontrol hormonal.  Pero no solo las mujeres son afectadas, la dieta llena de estrógenos que estamos consumiendo produce serios desbalances hormonales en ambos sexos. Los estudios sobre las hormonas bio-identicas han demostrado que estas, que son NATURALES, sin químicos, tienen unos efectos espectaculares y seguros en hombres y mujeres, además de prevenir los efectos negativos del exceso de estrógeno en nuestro cuerpo.

Beneficios:

Alivio de síntoma de PMS (Síndrome de Tensión Premenstrual)
Una más fácil transición a la menopausia.
Libido mejorada (aumento del deseo sexual y mejor respuesta)
Humor y estados de ánimo mejorados.
Resuelve la resequedad vaginal y en todo el cuerpo.
Devuelve la salud a nuestras uñas, pelo y piel.
Ayuda a perder peso y a eliminar el exceso de líquido del cuerpo.

De acuerdo al Dr. John Lee quien se destaca en su uso y aplicaciones, la diosgenina actúa en el organismo como progesterona y sus efectos deben ser rejuvenecedores y altamente beneficiosos para mujeres en etapas de menopausia y para mejorar los síntomas y dolores mensuales de la menstruación en niñas y mujeres jóvenes.

Los estudios científicos en general, indican que los estrógenos presentes en muchos de los alimentos mas consumidos por hombres, mujeres y niños son causantes de muchos de los problemas hormonales, endocrinos y del sistema reproductivo que sufren tanto varones como mujeres.

Por tal razón, el Instituto Nacional de la Mujer, entidad adscrita al Instituto Nacional de la Salud, emitió directrices claras y precisas a los médicos de la nación para detener de inmediato el uso de la HTR o Terapia de Reemplazo Hormonal que por años se estuvieron usando.  Estas terapias basándose en estrógenos causaban una multitud de problemas de salud y supuestas buenas aplicaciones eran de peor efecto que el mal que pretendían corregir.

El uso de cremas para la piel de impacto sexual y de contenido hormonal natural ha tenido gran aceptación de parte de hombres y mujeres que experimentaban altos niveles de colesterol y bajo funcionamiento de la respuesta sexual. Debido a que cada caso puede tener respuestas diferentes a la aplicación de un producto y al contacto con substancias nuevas que el organismo no esta acostumbrado a usar.

La pueden solicitar con base a progesterona para contrarrestar los efectos estrogenicos de la alimentación y el ambiente, o con base a testosterona para incrementar la respuesta sexual de las mujeres y mejorar la potencia sexual del varón.  Para mayor información sobre este tema puede leer el libro del Dr. John Lee: “Las hormonas y la salud” o el libro de la artista Susan Sommers: “Ageless” en donde ella expone claramente como respondió su cáncer del seno usando las cremas transdermales bioidenticas.

Las cremas transdermales son para usarse a través de la piel y no deben usarse internamente ni ingerirse por boca ni aplicarse en los ojos.  Sus efectos beneficiosos deben notarse de inmediato en término de dos a tres días.

Estos productos y su información no intentan diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Consulte a su médico antes de usar estos productos si tiene alguna condición médica severa.

Como sacar provecho de la crema de progesterona

Las hormonas son mensajeras que conectan los diferentes sistemas endocrinos con información clave que desde el cerebro organiza órganos y sistemas.

En la Mujer.
Las hormonas en la mujer son como la gasolina en el automóvil. Una mujer sin hormonas es como un auto sin gasolina. Cuando bajan las hormonas, la mujer más amorosa y dulce se vuelve huraña, irritable con extremos en el estado de ánimo, ansiedad o depresión. Muchos de los problemas de depresión que son tratados con drogas psicoactivas se pueden resolver normalizando las hormonas.

La progesterona es la hormona de la alegría, de la juventud, de la piel bella y lozana; de cabellos y uñas saludables. Es la hormona que llena los senos, que da energía y permite un buen descanso y un pleno disfrute de la energía sexual.

La progesterona es la hormona que permite que un embarazo llegue a feliz término. La progesterona contrarresta los estrógenos químicos que son los causantes de quistes, endometriosis, cervicitis, cáncer y fibroquistes del seno. Por causa de altos niveles de estrógeno es que tantas mujeres han perdido su matriz sus ovarios, muchas han perdido sus senos y otras la vida.

Los estrógenos químicos se encuentran en la mayoría de los alimentos que contienen pollo, leche, huevos, carne y en los derivados de estos productos.

Otros efectos del estrógeno químico que la progesterona puede corregir son los atrasos y adelantos de la regla mensual, los dolores y las contracciones del útero, los sangrados profusos o la ausencia de la regla, en ciertos meses del año.

Toda mujer desde su primera menstruación, si resulta dolorosa, necesita progesterona. Antes, durante y en el periodo de la menopausia, necesita progesterona.

Algunas mujeres que no tienen compañero y, por lo tanto, no están activas sexualmente, necesitan un poco de testosterona 3 veces a la semana. Si el esposo tiene vasectomía o utilizan preservativos, para evitar un embarazo, la testosterona debe ser usada para activar los receptores de progesterona y estimular los sensores vaginales que ayudan a lubricar y evitar la resequedad vaginal. La testosterona junto al uso de la progesterona, activa el deseo y prepara las zonas sexuales para una relación adecuada y placentera.

Uso Adecuado.
La Progesterona se usa por 25 días al mes y la dosis diaria puede variar de acuerdo a las necesidades individuales. Se descansa por 4 o 5 días que puede ser el periodo de la regla y luego se reanuda su uso.
Usted puede medir la dosis del día de acuerdo a la cantidad de pasta dental que regularmente se utiliza en el cepillo de dientes. Esa cantidad se introduce en el ombligo o se reparte entre el ombligo y la tiroides, que queda en el área del cuello en la parte del frente.
Si ha tenido problemas de tiroides o si se le ha hecho difícil bajar de peso, puede aplicarla en el área del cuello, donde se encuentra la glándula tiroidea.

La progesterona se puede usar en muchas partes del cuerpo: si hay celulitis o arrugas, puede aplicarla en la cara, en el cuello o en cualquier lugar que se quiera mejorar, simultáneamente. Debido a que la progesterona acelera el metabolismo de la tiroides, fomenta la pérdida de peso, ayuda a eliminar la grasa acumulada en el abdomen y en otras áreas susceptibles, donde se almacena grasa.

Los estudios disponibles señalan que la progesterona ayuda a bajar los niveles de grasas; colesterol y triglicéridos, debido a que las hormonas sexuales se derivan a partir del colesterol.

Advertencia de efectos secundarios.
Al comienzo o a los pocos días de comenzar el uso de la progesterona los senos  comienzan a llenarse. Esta es la señal de que ya los estrógenos están siendo dominados por la progesterona y comienzan los cambios favorables. O sea, que los efectos de la progesterona son altamente beneficiosos y bienvenidos. Durante esos días se puede caer un poco de cabello, es porque el pelo se renueva y sale brilloso y saludable. Si al principio sangra o se adelanta la regla, no se preocupe porque la progesterona estabiliza los procesos menstruales.

Uso de la Testosterona.
La testosterona ayuda a despertar las hormonas sexuales y a una mejor absorción de la progesterona. Las mujeres la pueden usar solo en el ombligo y por 2 o 3 días a la semana.

Dosis de Progesterona a Usarse.
La dosis de progesterona en mujeres normales sanas es de una vez por día. La dosis en mujeres con menopausia es de 2 veces al día y en mujeres con quistes, endometriosis o infertilidad, es de tres a cuatro veces al día. Siempre debe aplicarse en el ombligo o en las áreas indicadas.
En hombres y mujeres que estén perdiendo mucho cabello y que tienen zonas claras en el cuero cabelludo, se puede aplicar la progesterona directamente al cabello y a la raíz.

Mujeres.
En mujeres que tienen irritaciones vaginales por falta de lubricación adecuada, se puede aplicar la progesterona y la testosterona directamente a las áreas púbicas alrededor de la vagina y en el área peri-anal, entre la vagina y el ano.

Advertencia a los hombres.
Hombres con disfunción eréctil o próstata inflamada, niveles altos de PSA* o tumores prostáticos, deben comenzar con progesterona  1000, hasta que bajen los niveles de PSA* a normales o hasta que se produzcan erecciones mañaneras. Al mes de usar progesterona o cuando los niveles de PSA* estén bajo lo normal, pueden comenzar con testosterona y progesterona a la vez. Una en la mañana y la otra en la tarde.
Mujeres y hombres que muestran signos de infertilidad deben disminuir o eliminar el uso de alimentos estrogénicos como la soya, leche, huevos, pollo y carnes, hasta después de los 7 meses de embarazo y aplicar la Progesterona y la testosterona 2 o 3 veces al día, hasta el séptimo mes de embarazo por lo menos.

La testosterona es la hormona predominante en el varón. Es la que produce las características que hacen diferente el cuerpo, la voz, el sexo y las facciones del hombre, al de la mujer. La testosterona es la hormona del deseo sexual en hombres y mujeres. Las mujeres necesitan la testosterona masculina para estimular su sistema reproductivo al igual que los hombres necesitan la progesterona, para contrarrestar los estrógenos que debilitan el impulso sexual en los hombres.

El dominio estrogénico es causado por los altos niveles de estrógeno que se reciben a través del consumo de las carnes de animales y sus derivados que contienen hormonas estrogénicas. Las hormonas estrogénicas se añaden a la crianza de aves y animales para acelerar el proceso de crecimiento en las granjas. Cuando estas hormonas llegan al cuerpo humano, aceleran el crecimiento de los niños y los maduran sexualmente antes de tiempo. Madurar antes es igual a envejecer antes de tiempo. Los hombres comienzan a perder hormonas y fuerza vital desde los 28 años.

La disfunción eréctil es una condición resultante de la pérdida temprana de hormonas, entre otras cosas. Nuestros abuelos no sufrieron de ese problema porque en sus tiempos no se conocían estos químicos y la gente comía animales del patio sin hormonas. Para frenar el efecto negativo de los estrógenos se usa la progesterona natural y luego la testosterona natural.

Los estrógenos son responsables de la esterilidad creciente de hombres y mujeres y de la gran incidencia de quistes en matriz, ovarios y senos, además del gran auge de cáncer de próstata en los hombres. Las hormonas naturales son una protección poderosa contra estos males modernos. La vida sexual de hombres y mujeres se enriquece grandemente con la progesterona y la testosterona.

Los científicos están conectando con éxito la relación de las hormonas masculinas con la respuesta sexual de la mujer. Los estudios revelan que la sexualidad de la mujer depende tanto de las hormonas femeninas, estrógenos y progesterona, como de la hormona masculina testosterona.

La ciencia cree que este fenómeno se debe a la pérdida de la síntesis de estrógeno que ocurre en los ovarios cuando se acerca la menopausia y a la falta de ovarios cuando se hace la histerectomía. A esta condición se le denomina el síndrome de deficiencia androgénica femenina (FADS-Female Androgen Deficirncy Sindrome) similar al síndrome o desorden hipoactivo del deseo sexual (Hypoactive Sexual Desire Disorder) que afecta a un gran por ciento de las mujeres y se ha asociado además, a altos niveles de estrógenos acumulados en los sensores que impiden el balance androgénico adecuado. Tanto la menopausia como las histerectomías y los quistes ováricos o endometriosis, alteran el funcionamiento de más de un 90% del DHEA que circulan en la sangre y de un 30-40% de la testosterona circulante que puede convertirse en Dehydrotestosterone (DHT) que es la que produce las feromonas que atraen al sexo opuesto.

Cuando los varones disminuyen su producción de andrógenos o de testosterona, se reduce en la misma proporción la atracción sexual mutua de la pareja. Debido a que la medicina moderna no ha incorporado todavía las hormonas naturales a la farmacopea, los estudios que se llevan a cabo con terapias hormonales sintéticas no producen resultados óptimos y seguros por lo que la FDA no ha aprobado su uso comercial.

Por tal razón, no existe ningún medicamento seguro que ayude a estos hombres y mujeres a mejorar la pérdida de su interés sexual en esas etapas tan importantes de su vida que no sea la progesterona natural. Las hormonas naturales han resuelto el problema de miles de parejas, hombres y mujeres que han despertado nuevamente a una etapa de interés común, de romanticismo y de química amorosa que se había perdido y para la cual no había remedio. Por esas razones, tanto hombres como mujeres, aunque no estén activos sexualmente necesitan estas sexo-hormonas.

La progesterona ayuda a controlar los síntomas de la artritis, el lupus, la esclerodermia y otras enfermedades autoinmunes. Está comprobado que estas condiciones desaparecen cuando la mujer queda embarazada porque durante esa etapa los niveles de progesterona en la sangre hacen desaparecer muchas enfermedades inflamatorias. Sin progesterona no se absorbe calcio y sin calcio las articulaciones y los huesos, no funcionan adecuadamente.

La Tiroides.
La mayor parte de los problemas de tiroides ocurren cuando los ovarios dejan de enviar la señal de ovulación a la tiroides. Esta comienza a crecer para enviar una mayor cantidad de hormona estimuladora del folículo, (FSH) y al no recibir respuesta del ovario se hipertrofia. En esos casos, se puede poner un poco de progesterona en el cuello en el area de la tiroides.

La depresión emocional.
La mayoría de las personas que sufren depresiones o esquizofrenia presentan bajos niveles de hormonas cerebrales. El uso de progesterona con porciones de testosterona han demostrado que estimulan la producción de hormonas cerebrales serotonina, dopamina, epinefrina y da un alivio inmediato a personas que sufren de estas condiciones y que han tenido que utilizar drogas químicas para mantener el equilibrio mental y físico.

Para mas información hacer click en los links indicados mas abajo:

Progesterona

Testosterona

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 95 seguidores